Loading Theme Customizer. Please wait...

El mundo digital apasiona a nuestros niños y jóvenes ofreciéndoles oportunidades que la mayoría de los adultos no tuvimos. Sin embargo, ese mismo mundo los aleja tanto de lo sencillo como de lo profundo. La ciencia puede ser un camino para que tomen conciencia de la riqueza de la vida cotidiana.

La ciencia devuelve el sentido a la curiosidad innata de los niños. Favorece en ellos el desarrollo de sus capacidades de observación, análisis, razonamiento y comunicación. La mayoría de los sistemas educativos no ayudan en absoluto a estimular la curiosidad, más bien al contrario: la van sepultando. 

La ciencia no solo es un camino al conocimiento, es también, una herramienta poderosa para desarrollar e incentivar en nuestros hijos la capacidad para aprender.

El trabajo de los ingenieros es resolver problemas a través del ingenio y del conocimiento. No es necesario tener un título universitario para iniciarse en este camino; es posible también comprender las leyes de la naturaleza a través de juegos y experimentos.

Diversos retos deberán ser resueltos para fortalecer el trabajo en equipo y la tenacidad, y evidentemente también, para divertirse!

Las personas tenemos dos hemisferios en nuestro cerebro que debemos desarrollar por igual. La creatividad y la innovación deben cultivarse de manera distinta que otras capacidades.

El arte además de embellecer la vida de las personas, es una fuente de desarrollo de destrezas también indispensables en el desarrollo de niños y jóvenes.

La matemática es ante todo un lenguaje que nos permite adentrarnos en lo más profundo de la existencia humana, es una herramienta muy poderosa  en combinación con otras ciencias para comprender el mundo.

Nada es más falso que afirmar que la matemática es una ciencia compleja, todo lo contrario, es una de las más simples; tan solo hay que enseñarla y aprenderla de la manera adecuada.  

Back to top